Pasar al contenido principal

La mediación

Mediación Vecinal

Los conflictos entre vecinos o comunitarios son conflictos en los que se da una controversia en relación con la calidad de vida de las personas o de las condiciones ambientales que ocurren en su entorno más cercano. Nuestro lugar de residencia habitual determina nuestra calidad de vida, afectando nivel personal, familiar y social si se producen en él conflictos de convivencia o de otro tipo.

En mediación las partes encuentran un espacio imparcial de comunicación que aborda pacíficamente la situación conflictiva para buscar soluciones válidas para todos lo afectados, acompañado en un proceso voluntario por profesionales que facilitan el dialogo y conseguir acuerdos, además de evitar acudir a los juzgados, reduciendo costes económicos en tiempo y emocionales, ya que la mediación es una mediada que preserva las relaciones a futuro.

Situaciones habituales entre vecinos pueden encontrar soluciones en la mediación son:

 
  • Dificultades cotidianas derivados de la convivencia con los vecinos: ruidos, olores, diferentes hábitos de vida, animales de compañía, …

  • Discrepancias en el uso de zonas comunes.

  • Gestión de servicios comunitarios.

  • Conflictos entre la comunidad de vecinos y la administración u otras entidades.

La mediación en conflictos vecinales y comunitarios aporta herramientas a las partes para que puedan obtener una solución adaptada a sus necesidades y ellas mismas lleguen a sus propias soluciones, mejorando la calidad de vida de las personas y su convivencia.