La orientación se dirige a personas y grupos que se encuentren desorientadas o se enfrenten a cualquier proceso de cambio. Proporciona un contexto donde poder cambiar la percepción del problema y los pasos para afrontarlo, ofreciendo información adecuada a cada caso e impulsando el aprendizaje de habilidades resolutivas en un breve periodo de tiempo. El fin es ayudar a las personas y al grupo familiar a encontrar una fórmula eficaz para manejar las dificultades que se presentan en una sociedad cambiante.